Ejercicio fisico y sistema inmune

Ejercicio y sistema inmune. ¿Es todo el ejercicio igual?

Hoy nuestro compañero fisioterapeuta y amigo Oliver Martinez autor de otros artículos como ➡️ Estrés y dolor. ¿Existe una relación?, nos hablará de la relación que tiene el ejercicio con el sistema inmune, y de que no todo el ejercicio vale, tenemos que adaptarnos para que se realice de manera correcta.

Diferencia entre actividad física y ejercicio fisico

Definimos la actividad física como cualquier movimiento generado por músculos esqueléticos que resulta en un gasto de energía por encima de los niveles de reposo.

Es diferente del ejercicio físico, que consiste en un movimiento corporal planeado, estructurado y repetitivo para mejorar y/o mantener uno o más componentes de la salud.

La inactividad física consiste en un estado en el cual los movimientos corporales son mínimos y el gasto energético se aproxima al gasto metabólico en reposo.

La práctica de ejercicio físico es una estrategia sencilla, barata y eficiente en la prevención y/o tratamiento de enfermedades crónicas como tendinopatias del Supraespinoso o lumbalgias . Se recomienda la realización dé, mínimo, 150 minutos de actividad moderada a la semana o de 75 minutos de actividad vigorosa para mejorar el estado de salud.

Relación ejercicio y sistema inmune
Relación ejercicio y sistema inmune

¿Existe relación entre la intensidad del ejercicio y la respuesta del organismo?

La intensidad del ejercicio se expresa como el porcentaje de la capacidad máxima de oxígeno que el organismo puede obtener (parámetro VO2 máx). Esto representa la máxima capacidad aeróbica y la máxima energía empleada durante el ejercicio y muestra la capacidad pulmonar y cardiovascular para llevar el oxígeno al músculo esquelético, así como la habilidad muscular para emplear el oxígeno.

Sin embargo, existe una relación dosis-respuesta entre la intensidad del ejercicio físico y su impacto sobre la salud. Por ejemplo, el ejercicio por debajo de una intensidad mínima no produce cambios en la homeostasis corporal y no genera un estímulo suficiente para favorecer un estilo de vida más saludable.

Por otro lado, el ejercicio muy por encima de una intensidad recomendable para cada individuo, puede asociarse a eventos adversos a nivel cardiovascular, como muerte súbita o infarto agudo de miocardio.

¿Puede la actividad física influir sobre el sistema inmune?

La práctica regular de ejercicio físico a moderada intensidad promueve un estado antiinflamatorio, lo que contribuye a proteger de enfermedades crónicas no comunicables (como Diabetes Mellitus… etc.). Este tipo de actividad, evita un estado de “inflamación crónica de bajo grado”. Se observan cambios antiinflamatorios como:

  • Disminución de la proliferación de la microglía y de la expresión génica en hipocampo y la expresión de citoquinas en el SNC (TNFα, IFN-γ, IL-1β) (efecto antiinflamatorio en SNC).
  • Incremento de citoquinas antiinflamatorias (IL-6, IL-rα, IL-10).
  • Incremento de producción de IL-4, BDNF, IGF-1 y TGF-β en áreas del hipocampo, lo que promueve el aprendizaje cognitivo y mejora el funcionamiento neuronal.

Sin embargo, la realización de ejercicio físico de alta intensidad (vigorosa) promueve un estado proinflamatorio. Durante el ejercicio vigoroso se observa que el nivel de linfocitos en sangre aumenta (aumento de células NK y CD8+), sugiriendo una activación del sistema inmune.

Sin embargo, 1-2h tras el ejercicio se observa una disminución de lo previamente mencionado. Estos cambios, apoyan la existencia de un “periodo ventana” donde el sistema inmune se encuentra en supresión. En estos momentos, el organismo es más susceptible a infecciones agudas (sobre todo, del tracto respiratorio).

Exercise-induced immune system response: Anti-inflammatory status on peripheral and central organs [published online ahead of print, 2020 Apr 28]. Biochim Biophys Acta Mol Basis Dis. 2020;165823.

Los efectos antiinflamatorios del ejercicio: 4 explicaciones sencillas

1. El ejercicio físico libera hormonas relacionadas con el estrés

La realización de ejercicio físico libera:

  • Catecolaminas: Como la adrenalina, que ejerce su acción sobre receptores β-adrenérgicos de las células del sistema inmune (linfocitos T, NK, macrófagos, neutrófilos) y favorece una reducción en los niveles de TNFα o IL-1β, presentando un efecto antiinflamatorio.
  • Cortisol: Producido de forma dependiente de la duración e intensidad del ejercicio física. Debemos de saber que el ejercicio físico de larga duración e intensidad excesiva, favorece un efecto inmunosupresor como consecuencia del cortisol liberado.

 2.  La importancia del tejido adiposo (graso)

El tejido adiposo libera mediadores inflamatorios que, al ser liberados por este tejido, se conocen como adipoquinas (TNFα, IL-6, IL-18, leptina, RBP-4). La liberación excesiva de estas sustancias en individuos con altos niveles de tejido adiposo (sobrepeso/obesidad) conlleva a un estado de inflamación sistémica de bajo grado. La práctica regular de ejercicio físico disminuye la probabilidad de acúmulo de grasa, así como la liberación de sustancias inflamatorias por parte del tejido.

3. El tejido muscular como antiinflamatorio

La contracción del músculo esquelético libera sustancias proinflamatorias como IL-6 (antiinflamatoria), IL-15 (contribuye a la reducción del tejido adiposo) o Irisina (efecto termogénico, neuroprotector y contribuye a mejorar la reabsorción ósea).

4. Reducción en la expresión de receptores (TLR)

Los receptores TLR se encuentran, entre otras, en la superficie de células del sistema inmune y su activación, favorece una respuesta inmunitaria. La inactividad física aumenta la expresión de receptores TLR y su activación, lo que favorece el desarrollo de enfermedades crónicas.

Conclusión

✅El ejercicio físico regular nos ayuda a evitar patologías crónicas, demencia o deterioro cognitivo.

✅ El ejercicio físico regular de intensidad moderada contribuye a un buen funcionamiento del sistema inmune, protegiéndonos de infecciones, así como a un ambiente antiinflamatorio en el organismo.

✅Sin embargo, la realización de ejercicio físico de alta intensidad puede favorecer, al menos durante un periodo ventana, un estado de disminución de la eficacia del sistema inmune, volviéndonos susceptibles a infecciones.

✅El sedentarismo, la obesidad y la inactividad física, se correlacionan con un fenotipo pro-inflamatorio del organismo.

Como 📌consejo personal📌: Actualmente estamos atravesando una situación complicada como consecuencia del SARS-CoV-2. La realización de ejercicio puede ser nuestro mejor aliado o un potencial enemigo. Lo mejor es ponerse siempre en manos de un profesional cualificado y que nos adapte el ejercicio a nuestro estado de salud. Evitemos dejarnos llevar por influencers de redes sociales ya que puede que la intensidad del ejercicio que realicen, no sea la adecuada para nosotros.

Si te ha gustado el artículo te animo a que nos ✏️dejes un comentario y a que compartas en redes sociales para que podamos llegar a mas personas como tú.



Exercise-induced immune system response: Anti-inflammatory status on peripheral and central organs [published online ahead of print, 2020 Apr 28]. Biochim Biophys Acta Mol Basis Dis. 2020;165823.

¿Te ha parecido interesante el artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Autor:

Oliver Martínez Pozas @oli_fisio

Graduado en Fisioterapeuta (UCM) / Máster en Aspectos Clínicos y Básicos del Dolor (URJC)

Colegiado en la Comunidad de Madrid (nº 012345)

Guía de Fisioterapia

Fisioterapeuta. Especializado en Terapia manual y ejercicio terapeútico. Especialista en fisioterapia deportiva. Posgrado especialista Síndrome Dolor Miofascial Punción seca

Ver todas las entradas de Guía de Fisioterapia →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad